Elegir los neumáticos de tu vehículo es un proceso que no se debe tomar a la ligera, en especial porque existen diferentes tipos. En todo caso, para comprar las mejores marcas a los precios más ajustados, lo mejor será visitar el taller de motortown, porque allí encontrarás siempre la mejor relación entre calidad y precio del mercado.

Pero, puede que no sepas cuáles son los neumáticos que más te convienen para tu vehículo, en especial si es la primera vez que vas a hacer el cambio. Pero no te preocupes, porque en este post sabrás cuáles debes elegir y así tendrás un buen nivel de seguridad.

Tipos de neumáticos

Existen tres tipos de neumáticos entre los cuales podrás elegir, y es importante que los conozcas todos para saber cuáles instalar en tu coche. Estos serán:

De verano

Son los que están diseñados para soportar las altas temperaturas que puede alcanzar el pavimento durante la época veraniega. Cuentan con un gran agarre en las vías, y permiten tener una conducción segura cuando las temperaturas son elevadas.

Pero, estos neumáticos no tienen un buen agarre cuando hablamos de condiciones climáticas frías, puesto que perderán sus propiedades. También tendrán un desgaste mucho mayor durante el invierno, por lo que debes usarlos únicamente cuando el clima sea cálido.

De invierno

Estos son el caso completamente contrario que los anteriores, y permiten tener un buen agarre durante las épocas más frías del año. Están especialmente diseñados para conducir en condiciones de mucha lluvia o incluso de nieve con un buen agarre en las vías.

Por otra parte, estos también son compatibles con cadenas, lo que permite pasar por terrenos difíciles de una forma realmente sencilla. Pero, estos neumáticos con las temperaturas más elevadas tendrán un desgaste mucho mayor, lo que hace que no sean aptos para el uso durante las épocas cálidas.

4 estaciones

Son los preferidos por la mayoría de los conductores, en especial porque no deben estar cambiándose cada 6 meses como los anteriores. Están diseñados para soportar todas las condiciones climáticas y que así puedas mantener tu coche con un buen rendimiento sin importar la temperatura.

Pero, debes tener en cuenta que, estos neumáticos son más parecidos a los de verano, por lo que funcionan mejor en temperaturas altas. Cuando conduces con estos neumáticos durante el invierno, tendrás que conducir con una mayor precaución, porque así podrás evitar cualquier derrape o accidente que se pueda producir si existe nieve o mucha lluvia.