El medio de transporte que causa más impacto, que es más caro y consume mayor energía es el automóvil. Sin embargo, puede resultar muy útil en trayectos que no son cubiertos por transporte público, para personas con problemas de movilidad o en caso de alguna urgencia. Fuera de atascos se puede decir que es rápido, debido a que atiende a los deseos del conductor.

No obstante, uno de los grandes problemas que se suscita es el uso desmesurado; la mayor parte de las personas no limitan su uso, provocando congestiones de tráfico e ineficiencia del sistema vial. Si se intercalara con otros medios de transporte, sería más rentable para su dueño y la sociedad.

Contribución del automóvil para bien o para mal

En cuanto al consumo energético los vehículos se llevan la delantera, si se incluye lo que se gasta en su construcción, el mantenimiento y su impacto al medio ambiente, emplea el doble que el metro y cuadriplica el del bus. Esto lo convierte en el más ineficiente, y su impacto es a escala mundial, por contribuir al cambio climático por diversos factores, como la contaminación del aire.

Son el principal emisor y responsable de la contaminación del aire de las ciudades, producen aproximadamente el 80 % de las emisiones de gases y el 65 % de partículas. Esto provoca problemas de salud como irritación de los ojos, enfermedades respiratorias y hasta cardiovasculares.

Los coches privados ocupan mucho espacio, se puede evidenciar en la cantidad de ellos en las calles, bien sea circulando o aparcados. Por ello la urbanidad de las ciudades ha cambiado tanto, ahora son más las calles o estacionamientos que los lugares de tráfico peatonal.

A todo esto se le suma la poca conciencia o atención de los usuarios al volante. Los accidentes de tráfico vehicular cada vez son más comunes, y la mayoría de las veces son por los coches particulares. Lo más alarmante es que suelen ser personas muy jóvenes los que aumentan la tasa de mortalidad, incluso por encima del consumo de estupefacientes o enfermedades como el sida.

Esto no se puede cambiar de un día para el otro por una sola persona, pero se puede contribuir de a poco y el ejemplo llamará a otros a seguirlo. Una manera muy simple de colaborar es haciendo el mantenimiento preventivo a su coche, esto permitirá que se reduzca su consumo energético y que las emisiones de agentes contaminantes sean menores.

El funcionamiento del motor juega un papel muy importante, ya que a través de su óptimo funcionamiento se ejecuta de buena manera el servicio del resto de sus componentes. Si requiere de muchas reparaciones evalúe la posibilidad de cambiarlo. Visitando www.motoresdesegundamano.es podrá solicitar lo requerido con solo rellenar el formulario con sus especificaciones.